Cholito, siempre estarás en nuestros corazones

Cholito, siempre estarás en nuestros corazones

 

Antoine Griezmann celebrando el gol ante el Málaga / Atlético de Madrid
Antoine Griezmann celebrando el gol ante el Málaga / Atlético de Madrid

40 segundos. Un espacio de tiempo tan corto que parece imposible que pueda suceder tanto, que todo pueda cambiar para siempre; aunque qué te voy a contar a ti sobre los caprichos del tiempo en esta efímera vida.

No se cumplió ni un minuto, algunos no nos habíamos ni sentado en el sofá  para que nuestro ‘Principito’ pareciese estar guiado por ti, por tu siete en su espalda, para encontrar entre tanto barullo de piernas ese balón rebotado que acabaría con una definición impecable dentro de la portería de Roberto Jiménez.

Antoine Griezmann lo tenía claro: eran 40 segundos para dedicártelos a ti y a tu familia. Una tarea nada fácil, porque nuestro francés tuvo que esquivar una manada rojiblanca que se abalanzaba sobre él inmersos por la euforia de su tempranero gol. Con nuestro croata  Šime Vrsaljko colgado –literalmente- del cuello llegó hasta el banquillo rojiblanco y allí, Antoine, criticado en los últimos días por sus gestos contra la grada del Wanda, demostró con otro que lo de bueno y crack no solo se lo otorgó el dios del fútbol.

Quizá te interese  El Atlético muy cerca de fichar a estos dos centrocampistas de futuro

Un beso a una camiseta, a un nombre, a un número y después los alzó al cielo de la Rosaleda. Por un momento allí estabas tú, con tu siete, su siete, el nuestro; encima, tu nombre: Cholo Barberá. Unos segundos en los que todos, en silencio, nos sumamos a ese homenaje y a la vez en nuestro interior juzgamos al destino, a la vida o a lo que rija sus caprichos. No logramos entender como nos puede arrebatar algo así, tan joven e intentando cumplir el sueño de muchos, jugar al fútbol.

Ojalá hubiera sido más adelante y que no solo hubiese sido un homenaje, pero querido Nacho, también estuviste en el vestuario. Antes del partido tu camiseta lucía impecable entre las de Koke y Juanfran, era otra forma de decirte que sigues aquí con nosotros y mandarle todo nuestro apoyo a tu familia, a tus amigos de Ontinent y a tus compañeros del Alzira; que como nosotros siguen sin encontrarle explicación a los caprichos de esta vida.

Quizá te interese  El Atlético cede a un jugador para poder fichar otro

Por el partido, decirte que ganamos con nuestro código binario de ceros y unos. Que los 90 minutos tuvieron poco más que tu gol y que nuestro guardián Oblak nos volvió a salvar. También que, a pesar de todo, ahora estamos a siete puntos del Barça y que por aquí, aunque no lo queremos decir, volvemos a creer. Que si lo conseguimos será también gracias a tu gol.

Por último, si no lo has hecho ya, busca al viejo cascarrabias y dile que seguimos acordándonos de él. Que cada minuto 8 coreamos su nombre y que intentaremos seguir ese lema del “ganar, ganar y volver a ganar”.  Hablar de fútbol, que de eso nuestro Luis tiene cátedra, y cuidar a los que están allí. Desde aquí la familia rojiblanca seguirá mirando hacia adelante, no nos queda otra, pero tendremos más fuerza, porque a pesar de que  tú, LuisPanaderoRivilla y muchos otros nos dejasteis, siempre estaréis en nuestros corazones. Hasta siempre querido Nacho.

No hay comentarios

Deja un comentario