Movil medio roto, y coche normalito

Movil medio roto, y coche normalito

Cero dispendios como modo de vida. Ni en el móvil (“lleva uno medio roto, pero dice que le vale”) ni en el coche: “Su coche, hasta hace bien poco, era un Opel Corsa de segunda mano que compró a una señora cuando se sacó el carnet. Le aconsejaron que se comprara uno mejor por seguridad y por los viajes que hacía de Madrid a Castellón. No entendía lo de gastarse un dineral en un coche. De hecho alguna vez me comentaba que algunos compañeros estaban ‘locos’ por los cochazos que se compraban, que lo importante era que te llevara y ya está””, explica Valentín.

Series Navigation<ANTERIORSIGUIENTE>

No hay comentarios

Deja un comentario