Seitaridis

Seitaridis

«No me gusta el fútbol». El griego descubrió un día la causa de su apatía al comentar: «No me gusta el fútbol». Es sólo su manera de ganarse la vida. Al menos es sincero. Otros no lo dirían.

Primero se enfrentó a Aguirre. Baja el 7 de enero de 2007 (0-0 en Tarragona), acudió 40 minutos tarde al entrenamiento posterior. El mexicano le descartó. Ha llegado en un estado «inadmisible» a más de una sesión.

También declaró en una rueda de prensa que si la afición «quería ver espectáculo, que vaya a la Gran Vía». Aguirre se vio obligado a «recuperarle» esta temporada, por orden superior. Fue el último intento.

Abel también le ha visto llegar a algún entrenamiento sin estar condiciones. La «escapada» del viaje fue el colmo. No juega con Resino desde el 11 de marzo. Ahora, los dos extranjeros han vivido el penúltimo capítulo de un desencuentro consigo mismos.

La afición quedó harta de su malas formas, y poco nivel mostrado con la camiseta del Atlético de Madrid.

Series Navigation<ANTERIORSIGUIENTE>

No hay comentarios

Deja un comentario