29-Ronaldo pide su ración

29-Ronaldo pide su ración

No fue culpa de las bajas. Ni de las jugadas a balón parado. Tampoco, esta vez, del juego, dicen, ‘violento’. No fue un asedio del que salió vivo por ese afán defensivo con el que ha construido su ADN. No fue nada de eso.

El Atlético de Madrid destrozó al Real Madrid, lo descompuso, lo hizo trizas a base de tener la pelota, jugar con ella y llegar a la portería de Iker, que rompió el partido con un fallo sonrojante, intrascendente visto lo que habría de llegar después, con un Madrid quebrado de inicio y roto en la segunda parte por su entrenador, que nunca supo de qué iba el partido. Fueron cuatro goles y pudieron ser más en un lado.

Series Navigation<ANTERIORSIGUIENTE>

No hay comentarios

Deja un comentario