Álvaro Domínguez, por @borjajimenezd

Álvaro Domínguez, por @borjajimenezd

El por entonces jovencísimo central zurdo se cuajó en las categorías inferiores del Real Madrid, pero a los 12 años pasó a la cantera rojiblanca. En el Atleti debutó, triunfó e incluso llegó a portar el brazalete de capitán. Pero los sueños de los aficionados se fueron al traste. Domínguez prometía mucho, hasta el punto de que en 2011 se le amplió contrato hasta 2015. Todo pintaba de color de rosas, hasta el comienzo de la temporada 2011/2012: en Liga no se terminaba de carburar y la eliminación en Copa del Rey ante el Albacete de la Segunda División B terminó rompiendo el motor: Quique Sánchez-Flores. El problema fue que, con la llegada del Cholo, Domínguez se fue apartando del once titular cuando apuntaba más alto. Un choque emocional que le llevó a hacer las maletas para irse al Borussia Mönchengladbach, donde acaba de comenzar su cuarta campaña. En la primera temporada no terminó de convencer, y en la segunda una ruptura de clavícula le apartó de los terrenos de juego durante casi la mitad de la temporada. Por fin, la pasada campaña fue la de su consolidación en el equipo titular. Esta temporada, sin embargo, ha seguido lastrado por sus problemas de espalda que le comenzaron a surgir a finales de la pasada campaña. En el Atleti dolió su salida y no se terminó de entender.

Series Navigation<ANTERIORSIGUIENTE>

No hay comentarios

Deja un comentario