El Atleti baila al son de Saúl ( @saulniguez ), por @borjajimenezd

El Atleti baila al son de Saúl ( @saulniguez ), por @borjajimenezd

Desde que se cambió de década, la suerte del Atlético ha cambiado. El viento, por fin, sopla de cara en la ribera del Manzanares, donde el oleaje baila al ritmo de Simeone. El técnico argentino está llevando al Atleti a la cima del fútbol, de donde nunca se tendría que haber ido, y el 2016 se acerca bañado de optimismo. El Atlético de Madrid llega al final de diciembre en la parte noble de la tabla, marcando distancias con el tercero, avanzando en Copa del Rey y en Champions, y poniendo en entredicho, una vez más, la supremacía de los billetes en el fútbol. De nuevo el más humilde de los grandes está ahí, dando guerra, pese a los obstáculos. Pero el guión se torció y la baja de Tiago puso en jaque al cuerpo técnico colchonero, teniendo que prescindir de un fijo, el eje de la estructura formada por Simeone.

Sin embargo, no hay mal que por bien no venga. La baja del centrocampista portugés dio protagonismo a Saúl, que ha demostrado poder competir para tener un hueco. Su versatilidad es su don, su templanza su carta de presentación, y el gol la guinda. Centrocampista de contención, de creación y llegador. Puede pasar desapercibido para muchos, pero su mejora es latente, y ya da puntos y victorias. Los cuatro partidos que lleva el Atleti post-Tiago se han saldado con victoria gracias a un equipo en el que Saúl ha recogido las riendas que Tiago, forzado por la lesión, se ha visto obligado a dejar sin dueño. El ilicitano se ha ganado la confianza de la afición, y de Simeone. Su chilena al Real Madrid ya dejó una muestra de lo que puede hacer, pero en los últimos partidos está demostrando que no sólo será recordado por ese gol; sino por mucho más.

De aquí a hacerse imprescindible hay un largo camino, y más aún con alguien tan exigente como Simeone, pero Saúl sigue sembrando en el césped, que es donde tiene que hacerlo, para cosechar más tarde. Callado, sin quejas, ha esperado su momento para demostrar su valía. Central, mediapunta y, sobre todo, todocampista. Pede jugar donde le necesiten. El Atleti le necesita, Simeone se encargará de decidir qué papel ha de desempeñar. Desde luego, lo que antes podía ser un problema para el Cholo -mantener en el banquillo a Saúl-, ahora es una bendición. Como canterano, la hinchada del Calderón será exigente como sólo lo es un padre con su hijo; mas le apremiará de igual modo. Saúl, amigos, está en su metamorfosis futbolística. Ese momento en el que se pasa de joven promesa… a joven presente.

No hay comentarios

Deja un comentario