El ‘cuchitril’ de entrenamiento

El ‘cuchitril’ de entrenamiento

El campo de entrenamiento del Atlético está fuera de Madrid, a pocos minutos en coche de La Finca, la exclusiva urbanización donde jugadores del Atlético y del Real Madrid viven felices como vecinos. En el campo de entrenamiento, dos coches aparcados al lado del otro forman una especie de exposición de etapas de la vida del futbolista. La primera etapa (que refleja primer sueldo): un Ferrari gris. La segunda etapa (una vez la paternidad llega, por lo general en los veinte años de un jugador): un Range Rover negro”, prosigue.

“En el campo de entrenamiento, los jugadores de Atlético se mueven tal y como Carrasco había descrito, con Simeone gritando banalidades: “¡Vaya! ¡Eso es bueno! Vamos a jugar! “Las palabras no son el objetivo. Más bien, su presencia amenazante, proclamada en ese acento argentino inconfundible, es un recordatorio para mantenerse en movimiento”, explica el periodista.

“Si usted está conduciendo, no sé, un Seat Ibiza, y está en la misma carrera con un Ferrari y un Porsche, tienes que hacerlo perfecto para competir. Real Madrid y Barcelona tienen 300 millones más para gastar cada año. Una mejor infraestructura, mejores instalaciones de entrenamiento “- hace un gesto alrededor de la choza cuchitril del campo de entrenamiento, donde estamos hablando -” mejores contratos para los jugadores. Así que ¿cómo se puede competir contra ellos? Tienes que estar más concentrado en cada partido”, explica Fernando Torres intentando que el periodista comprenda cómo es el Atlético y no se quede en todas impresiones superficiales que parece haber sacado de su visita a Madrid.

Series Navigation<ANTERIOR

No hay comentarios

Deja un comentario