Fran Mérida

Fran Mérida


El ídolo ideal del Atlético de Madrid, valga la redundancia. Canterano del Barcelona, pero hincha declarado del club del Manzanares. Llegó joven, del Arsenal, y pese a Wenger, que confiaba en él. Todo hacía presagiar que Fran Mérida sería parte del futuro de la entidad rojiblanca, pero no pudo ser. Con sólo veinte años aterrizaba, en 2010, en Madrid, y todas las miradas estaban puestas en él. Al final, tres goles en partidos minoritarios y una actuación que dejó a todos con ganas de más. De mucho más. Por eso tuvo que foguearse como cedido en el extranjero, en el Sporting de Braga portugués, pero no tuvo oportunidades. Ya desvinculado del Atleti, tampoco las tuvo en su siguiente equipo, el Hércules, que sí le dio las oportunidades que se exigen para poder opinar sobre un jugador. Y la cosa quedó más clara. Fran Mérida no estaba preparado para jugar al máximo nivel, de modo que probó suerte en Brasil. El Atlético Paranaense le probó únicamente durante seis encuentros, y el centrocampista catalán tampoco pudo quedarse a gusto.

Ahora, con veinticinco años y mucha experiencia a su espalda, intenta encontrar su hueco en el fútbol en el Huesca. En el equipo oscense parece que seguirá la próxima temporada tras haber convencido tanto al cuerpo técnico como a la hinchada. Jugó más de veinte partidos dejando un buen sabor de boca pese a haber marcado sólo un gol. Es joven y todavía le queda tiempo para triunfar.

Series Navigation<ANTERIORSIGUIENTE>

No hay comentarios

Deja un comentario