Jackson “MalTimez”, por @borjajimenezd

Jackson “MalTimez”, por @borjajimenezd

Cuando un coche no tiene motor, da igual lo fuerte que pises el pedal, no va a arrancar. Cuando un ordenador no está enchufado, le puedes pegar unos buenos golpes al monitor, o un par de trastazos al CPU, que tampoco va a encenderse. Lo mismo que si intentas navegar por Internet con el router apagado, mejor mira el Teletexto. Con Jackson sucede lo mismo; da igual el rival, el compañero, el campo o la posición, no funciona. No hablamos de una joven promesa con la que la paciencia tiene tiempo de sobra para agotarse, tampoco de un desconocido por el que se hayan pagado “cuatro perras” por si funciona, y tampoco, en teoría, hablamos de una superestrella que haya venido al Atlético de Madrid para vender camisetas. Hablamos de un jugador que, por edad, debería estar atravesando su mejor estado de forma pero que, por ganas, parece que le han obligado a jugar a la fuerza con la rojiblanca.

Y es que ya no hay debate. Jackson Martínez no funciona. Quizás no sea el sistema de juego adecuado, a lo mejor el Atlético de Madrid no le viene bien o puede ser que la Liga BBVA no sea la adecuada para el tipo de jugador que es el delantero colombiano. Pero Simeone lo ha intentado todo, le ha sacado de titular, de suplente; le ha dado continuidad, y le ha dejado partidos sin jugar para ver si espabila; le ha puesto con Vietto, con Correa, con Torres y con Griezmann. Y no funciona. La parsimonia del ariete cuando pisa el césped recuerda a las canciones de Pablo Alborán, a los documentales de La 2, al tono de Rajoy o a un paseo por Ikea. Y el Atleti necesita Rock, películas de acción, la voz de Robe Iniesta o una vuelta por Le Mans. El resto puede estar genial, pero no es ni el momento, ni el lugar. Gato por liebre, se dice. Ha sido un mal timo, ha sido Jackson “MalTimez”.

No hay comentarios

Deja un comentario