Koke.

Koke.

As.com: No ha sido Koke. Imprescindible siempre, ese futbolista que corre, siempre el que más, se faja, también, y tiene, además, metrónomo en el pie para encontrar pasillos donde sólo hay piernas, no ha sido Koke. En la ida, una pérdida de balón suya provocó las ocasiones más claras del Sevilla en la primera parte y un gol en la segunda. Esa que terminó en los pies de Navas, que envenenó Lucas, que se coló Moyá. Simeone le cambiaría justo después, le haría suplente en el siguiente partido, de Liga, ante el Girona, quizá por descanso, quizá por castigo. Ayer volvió a ser titular. Sólo en los veinte minutos finales de la primera parte logró bajar el balón al suelo ante Nzonzi y Banega y ser Koke, encontrar esos pasillos que sólo sus botas ven. El Atleti, cómo no, mejoró. En la segunda parte se apagó, como todos los demás. Intrascendente, no volvería ese Koke, aunque jugó los 90 minutos.

Series Navigation<ANTERIORSIGUIENTE>

No hay comentarios

Deja un comentario