Misión Imposible VII: El dilema del “nueve”; por @antonturan

Misión Imposible VII: El dilema del “nueve”; por @antonturan

Hace unos meses, poco después de la lesión de Diego Costa, Andrea Berta recibía en las oficinas del Metropolitano, al más puro estilo Tom Cruise, un mensaje cifrado procedente del “Cholo Simeone”. En él, el argentino le proponía la urgente y complicada misión de rastrear el mercado en busca de un “nueve” para el equipo, que contaba en esa demarcación con la única presencia de Álvaro Morata. Poco antes de autodestruírse el mensaje, el director deportivo del conjunto rojiblanco, junto al consejero delegado, Gil Marín, ya se habían puesto manos a la obra.

A falta de poco menos de 24 horas para acabar este 2.019, la afición atlética permanece expectante. Expectante y entretenida, viendo cómo se produce ante sí ese incesante juego de nombres que no dejan de sonar a fin de adivinar quien, finalmente, será el delantero elegido para desembarcar en el Metropolitano como el tan necesario fichaje invernal.

Si en las últimas semanas medios como L’Equipe o Marca daban por cerrado el acuerdo entre Atlético de Madrid y Cavani, en las últimas horas parece que ese fichaje, para ahora, se enfría. Y lo hace por dos motivos: el tan sonado límite financiero (para fichar primero hay que dar salida), y por las (siempre) dificultosas negociaciones con el PSG. Por ello, el acuerdo entre Cavani y el club es una realidad, pero una realidad realmente complicada para este mercado. Porque para su incorporación en invierno, pese a terminar contrato en verano y poder venir gratis en esas fechas, se necesita de la aceptación de un PSG que se niega a dejar marchar a su máximo goleador histórico, pese a estar de suplente de Icardi, a mitad de temporada.

En este complicado escenario, el pasado domingo saltaban a la palestra dos nuevos candidatos: Paco Alcácer y Cédric Bakambu. La operación con el primero, anunciada por MARCA, consistiría en una cesión hasta final de temporada con una posterior opción de compra (puede que obligatoria) de unos 30 millones. Llegados a este punto, alguno no entenderá por qué el Borussia de Dortmund puede dejar marchar a Alcácer. Un delantero completo, con mucha movilidad y asociación, velocidad, calidad y gol. De los que están en el momento justo para definir a la perfección y enviarla al fondo de la red.

Pese a los 19 goles (18 en Bundesliga y 1 en copa) anotados por “Paquito” la temporada pasada, llegando a alcanzar el promedio de 1 gol cada 17 minutos y brillar también con la Selección Española, esta temporada no ha podido tener el protagonismo que le hubiese gustado. ¿Los motivos? problemas físicos y pérdida de confianza de Favre. Aún así, sus cifras esta temporada son de 7 goles en 15 partidos. Tiene gol. Pero, para desgracia del español, el Borussia acaba de hacerse con la incorporación de Halland, el chico de los 29 goles en media temporada, procedente del Salzburgo. Ahí es donde se abre el escenario ideal para esa operación de la que hablábamos antes.

Caso bien distinto es el de Bakambu. Al delantero franco-congoleño, que en estas dos temporadas en China ha logrado anotar 30 dianas en 45 partidos, le ha expirado esa cláusula que lo retenía en China e impedía su fichaje por un club europeo. Esto, unido a la nueva norma para extranjeros que obliga a reducir sus salarios a los 3 millones netos, ha activado la operación retorno. Un delantero velocísimo, que sabe aguantar de espaldas y asociarse, potente físicamente y letal al espacio.

Los planes del Atlético con el ex-jugador del Villarreal (donde anotó la friolera de 14 goles en 21 partidos antes de marcharse a China) pasarían por una cesión (previsiblemente con opción de compra) o un fichaje a coste cero, como agente libre.

Estas dos operaciones, las de Alcácer y Bakambu, solo se producirían si finalmente Andrea Berta no logra cumplir la casi imposible operación principal: traer a Cavani. Sería en ese contexto cuando el club rojiblanco podria contar con uno de estos dos delanteros, que cumplen con lo que busca el club: conocimiento de La Liga y gol.

Es cierto que no tienen tanto gol ni tanto nivel como el uruguayo (que, recordemos, aunque sea un seguro de gol cumplirá los 33 dentro de nada y viene arrastrando problemas físicos estas dos últimas campañas). Puede que no sean delanteros TOP, pero es obvio que mejorarían lo que hay, pues lo que hay es solo Morata y un Costa que no atraviesa ni mucho menos su mejor momento y el cual no veremos hasta, esperemos, mediados de febrero. Además, está claro que Simeone sabría exprimirlos y sacarles jugo.

También está claro que, pese a no ser ese perfil de delantero TOP, no son ninguna medianía. Probablemente sean, junto al Chimy Ávila (el cual lleva 8 goles en media temporada, con ese ADN Atleti y que se encuentra in crescendo), las mejores alternativas al charrúa. Los números están ahí. Cualquier fichaje sería un buen refuerzo, pues, como mencionamos anteriormente, mejoraría lo que hay. Llegarían a aportar y sumar una buena cifra de goles.

Pero recordemos: no solo se necesitan actores de llegada, sino también de salida. Porque la misión conlleva dificultades: veremos qué ocurre con Lemar, Arias, Vrsaljko, Saponjiç… ya que, como Ethan Junt, Andrea Berta debe idear un plan. Un plan para cuadrar los movimientos y sortear ese límite financiero para que, finalmente, pueda llegar ese ansiado delantero. El juego ya ha comenzado.

 

No hay comentarios

Deja un comentario