Nano

Nano


La Masía se había fijado en él con edad juvenil. Fernando Macedo da Silva, gallego, se incorporó al filial culé siendo considerado como una de las perlas de la cantera del Barcelona. Con van Gaal en el banquillo, Nano fue por entonces el jugador más joven en vestir la camiseta azulgrana en Liga y, más tarde, fue el culé más joven en jugar en Champions. Tenía sólo diecisiete años y una maldita lesión le retuvo en el filial durante cuatro temporadas más, teniendo una presencia testimonial con el primer equipo.

Con la llegada de Frank Rijkaard, Nano hace las maletas rumbo a Madrid con la carta de libertad en la mano. Con veintiún años, el extremo zurdo deslumbró en su primera temporada como rojiblanco anotando hasta cinco goles partiendo desde la banda. Sin embargo su segunda temporada calentó banquillo, lo que le llevó a buscar un nuevo cambio de aires. No se fue muy lejos ya que firmó por el Getafe, pero tampoco dispuso de minutos de juego.

En 2006 ficha por el Cádiz, donde permaneció dos temporadas en la categoría de plata del fútbol español. La primera se hace con la titularidad y anota dos tantos, sin embargo la segunda campaña, una vez más, es la que lastra su camino al éxito. Sin suerte, busca el trampolín en su tierra. En el Racing de Ferrol juega más de veinte partidos y marca cuatro goles. Lo que le lleva a subir un peldaño y ponerse la camiseta del Numancia. Equipo en el que más cómo de sintió nunca. A los números nos remitimos. Noventa y dos partidos y doce goles en tres temporadas. Nada mal. La tercera temporada, la 2011/2012, marca cinco tantos y, con treinta años, se encuentra en su mejor momento como futbolista. Consciente de ello, el Osasuna pone sus ojos en el extremo gallego, que termina firmando por el conjunto navarro. En Pamplona no termina de hacerse un hueco -pese a disputar veintidós partidos-, y ficha por el Alavés, en Segunda B, donde juega el mismo número de partidos. Pero el coruñés quiere colgar las botas en su tierra y la temporada pasada fichó de nuevo por el Racing de Ferrol, también de la divisón de bronce. Ahora juega como lateral iquierdo y se ha comprometido una temporada más con el equipo de A Malata. Le queda fútbol a Nano.

Series Navigation<ANTERIOR

No hay comentarios

Deja un comentario