No al derrotismo, por @borjajimenezd

No al derrotismo, por @borjajimenezd

Esta semana me estoy dando cuenta de cómo el derrotismo ha impregnado almas rojiblancas. El éxito, quizás, tiene la maldita manía de gustar demasiado, y quién lo conoce no piensa si quiera en despegarse de él; pero el buen atlético nunca ha sido así. “Este Atleti no termina de carburar”, o “el Jackson este no espabila” o incluso “parece que Simeone no da con la tecla”, son algunas de las frases que he escuchado de aficionados rojiblancos. ¿Perdona? ¿Desde cuándo eres Atlético? Si lo que buscas es un equipo asentado en la gloria y montado en el dólar, amigo, te has equivocado. Si pretendes que los partidos queden vistos para sentencia a partir del minuto diez, y que en el noventa se busque el quinto de la noche, amigo, exiges mucho al equipo que tanto te ha hecho vibrar y que te ha enseñado lo que es el éxito, pero también el fracaso. Y no hace tanto.

De los cincuenta mejores jugadores del recién estrenado FIFA 16, del Atleti sólo hay uno: Godín. Es sólo una forma de hacerse una idea de que, aunque este año tengamos un equipazo, no contamos con los mejores jugadores del Mundo. Pero lo que el FIFA 16 no refleja es lo que Simeone trata de conseguir de los suyos, y es echarle más narices que nadie, correr más que ninguno y defender como guerreros. Gracias a esas características que el técnico argentino ha marcado de forma indeleble en los jugadores colchoneros, los aficionados hemos tocado el cielo con los dedos. Nunca ha sido fácil, ningún título se ha ganado con holgura, todos han estado apretados hasta el final y se ha triunfado en batallas que pocos daban por ganadas. Sin embargo son muchos los aficionados rojiblancos que exigen victoria semanal por decreto, pero no se puede.

Muchos pueden estar pensando: “pues vaya periodista derrotista”. Ni mucho menos. Mi objetivo no es realzar las carencias del Atleti, sino bajar al suelo a los que andan en las nubes. Para subir al cielo hay que llegar al aeropuerto, facturar, entrar al avión y despegar, y muchos quieren llegar a la cima sin más. Paso a paso, partido a partido. La última Liga ganada, la 2013/2014, se palmó contra Osasuna, Almería o Levante, y acabamos celebrando; la primera Europa League, en 2010, se ganó pese a empatar cuatro de los siete partidos de la eliminatoria e incluso en la Copa del Rey que se levantó en el Santiago Bernabeu, se empató contra Getafe, Betis o Sevilla, y también se terminó yendo a Neptuno. ¿Con esto qué quiero decir? Basta de derrotismos, no seamos hipócritas y no caigamos en algo que tanto hemos criticado de otras aficiones. Humildad, amigos, somos del Atleti. Animad como nunca, para que jueguen como siempre.

No hay comentarios

Deja un comentario