Raúl García, por @borjajimenezd

Raúl García, por @borjajimenezd

Poco vamos a descubrir del navarro. Personalmente, una de las salidas más inesperadas y dolorosas de los últimos años. Se podía esperar de los Agüero, Falcao y compañía, pero no se esperaba a Raúl García fuera. Cierto es que la situación no es comparable, pues no ha sido cuestión meramente económica, sino futbolística. La gran plantilla del Atlético de Madrid dejaba un pastel de minutos con más trozos a repartir entre todos, y la ambición del ocho que tanto dio por el Atleti, hizo que marchara rumbo a Bilbao, donde ya es imprescindible. De los que quedan tan pocos, y que tanto cariño ha dejado en el club colchonero, de esos de los que nunca se vio un mal gesto pese a la cantidad de decibelios en forma de silbidos que han tenido que soportar sus tímpanos, y de esos que todo entrenador quiere tener. La despedida lo dijo todo. Todo rojiblanco deseará lo mejor al navarro. Gracias Raúl, gracias ocho.

Series Navigation<ANTERIORSIGUIENTE>

No hay comentarios

Deja un comentario