Simeone I, “el Grande”, por @borjajimenezd

Simeone I, “el Grande”, por @borjajimenezd

El técnico argentino vuelve a estar entre los nominados al “Balón de Oro” de los entrenadores. Pero eso no importa. No importa al Atlético de Madrid, que ve cómo jugadores como Griezmann o Jackson Martínez se caen de la lista del “Balón de Oro” en detrimento de otros que ya me contarán ustedes lo que hicieron la pasada campaña, como Gareth Bale o Toni Kroos. No importa porque la parroquia colchonera ya es sabedora de la importancia de Diego Pablo en el equipo. No importa porque el fútbol internacional conoce perfectamente las virtudes del Cholo, como se puede ver en los rumores que tiñen cada verano. Y no importa porque desde el club rojiblanco ya se sabe que el Atleti, no sabemos por qué, no se valora en Europa, por lo que no se espera que el premiado termine siendo él.

Además, la excusa de que la temporada pasada no fue la mejor, pese a ganar la Supercopa de España al Real Madrid, quedar tercero en Liga (el objetivo), y caer eliminado de la Champions y de la Copa del Rey por los dos equipos con mejores jugadores del Mundo, ya no vale. No vale porque infinidad de veces se ha valorado más la trayectoria que la última campaña en este tipo de galardones (Owen, Nedved…) y no vale porque el año pasado, que se valoraba la campaña 13/14, Simeone, pese a llevar al Atleti a ser Campeón de Liga contra todo pronóstico y alcanzar la final de la Champions, ¡se llevó el bronce!

Pero, como decíamos al principio: no importa. No importa porque cada uno de los aficionados colchoneros que hay repartidos por Madrid, España y el Mundo, sabe que Diego Pablo Simeone sólo hay uno y, hoy por hoy, es el mejor entrenador de la Tierra. No importa porque los jugadores son los primeros en declararse admiradores del técnico argentino. Lo que no se entiende es que, pese a tanto halago, futbolistas, entrenadores y periodistas desechen la idea de galardonar a Simeone. Pero no importa… Y no importa porque, en el Calderón ya no es Simeone sin más, es Simeone I, “El Grande”.

No hay comentarios

Deja un comentario