Suerte sobre la bocina, por @Lauuu95

Suerte sobre la bocina, por @Lauuu95

1447009989_222866_1447010849_noticia_grande

Que Antoine Griezmann es uno de los hombres del Atlético es algo que está más que claro. Aunque ahora mismo no esté al máximo en su acierto en cuanto a gol se refiere, sus tantos son, la mayoría de las veces, de vital importancia para salvar al equipo y darle la victoria.

Después de dos partidos en los que los rojiblancos solo habían conseguido dos empates, anotando tan solo un gol, necesitaban ganar a toda costa. Y así fue, aunque llegó en el descuento. En la penúltima jugada del partido, en un balón a la desesperada sobre el área del Sporting, consiguió Griezmann meter la pelota entre los tres palos. Todo con ayuda y asistencia de Diego Godín, al que el Cholo le pidió enganchar balones en la frontal del conjunto entrenado por Abelardo.

A pesar de la victoria, el equipo no da buenas sensaciones. De hecho, aunque el Atleti tuvo más ocasiones, Oblak tuvo que emplearse a fondo en dos ocasiones muy claras. No jugó bien el equipo, y eso se tradujo en imprecisiones por parte de todos y acciones que terminaron por encender a la grada. Una grada que pagó la frustración del equipo silbando al entrenador cuando quitó a Ferreira, el mejor del equipo en los últimos encuentros, para dar entrada a Óliver.

A tan solo 4 puntos del líder, el FC Barcelona, el Atlético de Madrid se mantiene tercero, pero sí que es verdad que necesita mejorar, y volver a ser el que nos tenía acostumbrados en estos últimos años.

No hay comentarios

Deja un comentario