La hora de @olitorres10, por @borjajimenezd

[Vídeo y análisis] La hora de @olitorres10, por @borjajimenezd

Una vez mas no hace falta irse muy lejos para encontrar la pieza que falta. Arda deja el Atleti, y las oficinas del Vicente Calderón echan humo en busca de un sustituto para el turco. Pero puede que esté cerca; muy cerca. Quizás el diez le pese demasiado tan pronto, pero el papel que Turan desempeñaba en la pizarra de Simeone bien puede ser suplido por un canterano rojiblanco.

Hablamos de Óliver Torres. Carece de una amplia experiencia, no vende camisetas, ni protagoniza portadas en un verano en el que los Medios irán al acecho de ellas. Pero tiene muchas cosas que pueden hacer ganar a los de Simeone. En primer lugar es canterano rojiblanco -llegó a las categorías inferiores con apenas 13 años-. Y, en un momento en el que la identidad se pone en duda, en un momento en el que muchos atléticos son incapaces de entender porqué se van los mejores… qué mejor que alguien de la casa para levantar el ánimo y la esperanza en que, otro año más, el Atleti puede rehacerse.

Pero, además de ser gratuíto, Óliver es bueno. Muy bueno. Tanto es así que el Oporto, entre otros muchos equipos más, no dejará de insistir por él hasta que se cierre el mercado. No extraña a nadie. El extremeño, de sólo veinte años, se ha ganado el respeto de Portugal. Ha sido un incordio constante para los equipos rivales y por eso ha sido el Jugador Revelación con la camiseta del Oporto.

Pese a los rumores constantes que le sitúan fuera y de nuevo a préstamo, parece que las palabras de Simeone a Radio Marca hace apenas tres semanas se han evaporado, la idea de la directiva es que se quede. “Vuelve”, aseguró el Cholo. “Ha hecho una temporada muy linda en el Oporto, es un jugador importante y tenemos expectativas puestas en él” señaló a la emisora deportiva.

Lo merece. Lo merece por sus siete goles, sus seis asistencias y, sobre todo, por su forma de jugar. Su clase, ese control a la media vuelta, esos pinchos para bajar el balón, y esos balones largos han dejado claro que tiene sitio. Al centrocampista norbiense le gusta escorarse a la banda, donde se mueve como pez en el agua. De hecho, Simeone ya ha dejado caer que su intención pasa por situarle pegado a la línea de cal. Es bajito y fuerte, lo que le permite tener un control pleno del esférico, pero también es muy rápido. Y además de todo esto, una buena definición de Óliver puede ser “pillo”. Su anticipación le permite robar muchos balones en la línea de tres cuartos, lo que permite a su equipo gozar de una contra que ya es medio gol. Además, como sea él quien tenga que definir no es que tenga recursos suficientes, es que muestra una confianza veterana. Adora la cuchara.

Y por si todos estos alicientes fueran pocos, el que ha sido jugador revelación ya ha bailado, y a las mil maravillas, con Jackson Martínez; que por cierto ha sido el máximo goleador. Simeone lo sabe. Lleva mucho tiempo trabajándolo pese a la impaciencia de la grada y de los Medios. Le ha moldeado a su gusto y le ha fogueado en equipos de Primera. Pero, por fin, ha llegado el momento. Es hora de Óliver.

P.D.: Os dejo un vídeo de algunos de sus mejores momentos que le han hecho desde Portugal:

No hay comentarios

Deja un comentario